5 buenas razones para contratar a un consultor para tu empresa

Aún cuando existen casos de probado éxito, existen compañías que tienen cierto grado de resistencia a contratar un consultor externo. Una consultoría externa puede en principio ver situaciones de forma diferente y fresca sin ningún tipo de apego sentimental, y esto permite un análisis totalmente objetivo, lo que internamente se hace un poco complicado.

Destacamos las razones por las que a una empresa le conviene contratar específicamente un consultor de comunicación, ya sea para el manejo externo en el manejo de marcas o interno en el manejo de la relación con los colaboradores.

La primera máxima es que un consultor ha visto, desde un punto externo, varios tipos de industrias, y entornos de empresas familiares, trasnacionales, estatales o grupos corporativos. Por tanto, tiene experiencias que pueden acortar distancia en resolver temas o proponer soluciones creativas basados en estas experiencias ya recorridas.

Entonces cuales son las buenas razones, aquí van:

  • Toda esa experiencia de un gran profesional a tu servicio, por el tiempo que lo necesites.
    Probablemente tu presupuesto anual no contemple un profesional con una vasta experiencia o con un recorrido profesional extenso. Sin embargo, podrías destinar presupuesto para asuntos que requieran un profesional a que realice un trabajo con independencia planteando soluciones innovadoras.
  • Soluciones efectivas.
    Al tener una visión más amplia de problemas complejos, sus soluciones van enfocadas en resolver de manera eficiente los problemas que tengan, logrando los objetivos de manera puntual y en corto tiempo.
  • Identificación y resolución conflictos internos.
    Hay organizaciones que pueden tener problemas que no sabían que existían. Cuando hay empresas familiares, aunque ocurre en todo tipo de empresas, un consultor externo, puede identificarlos y tender vías de comunicación para resolver y lograr acuerdos entre las partes.
  • Entrenamientos sobre la marcha.
    Las organizaciones tienden a ser recelosos del tiempo de sus colaboradores y por eso dejan a un lado las capacitaciones y actualizaciones, tan necesarias para optimizar el negocio. Cuando contratas a un consultor este puede ofrecer una actualización de procesos 100% aplicable a tu negocio y en la modalidad aprender haciendo.
  • Oportunidades de Crecimiento e identificación de nuevos nichos de mercado.
    Cuando contratas a un consultor que tiene mucha experiencia, este puede proponer ideas de crecimiento para tu negocio, con ideas frescas y con métodos probados.

Recuerda, un consultor puede ayudarte a refrescar la forma de comunicarte con tus públicos ya sean internos o externos, ayudarte a resolver problemas de comunicación entre departamentos e incluso alinear tus estrategias internas con las externas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *